Desde la Dirección Provincial de la Seguridad Social han remitido a ABRA la siguiente información de interés que os remitimos.

El Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, establece en su artículo 17, la prestación extraordinaria por cese de actividad para los trabajadores por cuenta propia o autónomos afectados en su actividad por la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, en los siguientes términos:

Tendrán derecho a la prestación los trabajadores que cumplan los siguientes requisitos:

  • Estar afiliado y en alta.
  • Haber suspendido la actividad o haber reducido su facturación en, al menos, un 75%, en relación con la efectuada en el semestre anterior.
  • Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social.

La gestión de esta prestación corresponde a la Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales con la que el trabajador autónomo tenga concertada la protección de las citadas contingencias, por lo que deberá dirigirse a ella para la solicitud de dicha prestación.

Durante el tiempo de percepción de la prestación no existe, por parte del autónomo, obligación de cotizar, si bien dicho periodo tendrá la consideración de cotizado, por lo tanto, no procede la baja del trabajador en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por cuenta propia o Autónomos, a efectos de tener derecho a la percepción de la prestación extraordinaria por cese de actividad.