ABRA Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa

Medio ambiente

En estos momentos la moda es que se debe ser amigo de la naturaleza y colaborar con el medio ambiente, lo cual me parece bárbaro y es algo que se está implementando cada vez más en distintos sectores. En el caso del mundo del vino, es un ambiente que no se ha quedado atrás, y cada vez más bodegas están intentando ser verdes, pero no solamente en apariencia sino realmente verdes.

En una encuesta realizada a 28 profesionales del vino todos ellos respondieron que estaban usando al menos un tipo de actividad que colabora con el medio ambiente en su negocio. Las opciones iban desde diseño del envoltorio, utilización de biodiesel, o crear planes de construcción adecuados para ayudar a la naturaleza.

Igualmente quedó claro entre estos profesionales que no está bien especificado cuál es el punto en el que uno realmente está colaborando y cuánto más debe hacer para que su negocio sea realmente verde. Entre las 73 bodegas encuestadas, la mayoría de ellas está adoptando el sistema de la realización de vinos orgánicos y las que no lo hacen aún ya planean en hacerlo próximamente.

Lo que no es muy alegre de estas respuestas que se han obtenido, es que se dedujo que la mayoría de estas decisiones de cambiar a ser más amigos del medio ambiente no son tomadas simplemente porque quieren colaborar con nuestro planeta, sino pensando en asuntos fiscales y redituables para su empresa primero.

Pero esto no es tan malo si lo pensamos desde el punto de vista de que, de este modo, será una moda que no tendrá que ser pasajera,  sino que culminando con los festejos, comience a quedarse implantada cada vez más en la sociedad.

Tweet HTML

ABRA 2.0

Información legal